nasa-apollo8-dec24-earthrise_ce24e5e3_480x480_2.jpg

Otra mirada…

La Tierra vista desde la Luna, desde otra mirada. Así vimos nuestro mundo hace 50 años.

Esta fotografía fue tomada en 1968 por el astronauta William Anders, se trata de la primera fotografía del planeta Tierra desde la visión del satélite natural, donde se aprecia todo el globo terrestre en color. «La salida de la Tierra», aquella fotografía logró que fuéramos la primera generación consciente de la belleza y fragilidad de nuestro planeta.

La nave Apollo 8, fue una misión tripulada a la Luna, entró en órbita lunar en la víspera de Navidad, el 24 de diciembre de 1968, por tanto hace 50 años. Esa noche, los astronautas, mostraban imágenes de la Tierra y la Luna vistas desde su nave espacial. El astronauta Lovell dijo: «La vasta soledad es impresionante y te hace darte cuenta de lo que tienes allí en la Tierra».

A veces necesitamos reflexionar desde otra mirada…

Otra mirada… para ver lo que no percibimos, pues “lo esencial es invisible a los ojos”, como dice el zorro en El Principito, y solo si miramos de otro modo… veremos que otro mundo, otro entorno cercano y otro interior nuestro son posibles.

Otra mirada… nos permite cambiar la percepción y la interpretación que hacemos de nuestra realidad y nos hace pensar que todo lo que es podría ser de otra manera.

Otra mirada… nos la hace decir Dostoyevski cuando menciona que “la belleza salvará el mundo”, pero no sólo la estética sino la que narra en la novela de Los hermanos Karamazov donde el personaje Ippolit, le pregunta “¿cómo “salvaría la belleza al mundo? Y le responde Mischkin, sígueme… y le lleva a un joven de 18 años que está agonizando. Y se queda allí lleno de compasión y amor hasta que muere. Con eso quiso decir que la belleza es lo que nos lleva al amor compartido con el dolor; el mundo será salvado hoy y siempre mientras ese gesto exista.

Otra mirada… nos la permite compartir el bello preámbulo de la constitución de la UNESCO que proclama: puesto que las guerras, la violencia, la pérdida de respeto nacen en la mente de las personas, es en la mente de las personas donde deben erigirse los baluartes de la paz.

Otra mirada… es posible si nos impregnamos de cultura para ver lo que no vemos en la naturaleza como los colores de Van Gogh, las sinfonías de Beethoven, las fugas de Bach,… la belleza que descubre los mundos de la literatura, la poesía, el arte, la ciencia, la tecnología, la arquitectura, el cine…

Otra mirada… nos permite pensar en colores y sentir su variedad para transformar nuestra mente mediante la educación y el aprendizaje.

Todo esto es para deciros que os deseo una Feliz Navidad desde otra mirada…